La boda bohemia de Carlos y Ana

005
Hace unos días recibí un mail de Ana Brett, en el que me contaba que ella y su novio Carlos habían preparado su boda. Una boda de estilo bohemio, y que muchas de las inspiraciones que cogieron para su gran día fueron sacadas de mi blog. Esto siempre hace ilusión al saber que tu trabajo pueda ayudar a inspirar, a dar ideas. No os podeis imaginar la ilusión que me hizo al saber que desde este pequeño país ayude a crear la boda que siempre habían soñado Carlos y Ana.

Carlos y Ana viven en la Península Paraguañá, en Venezuela, rodeada de costa y brisa. Los novios querían una boda diferente que reflejara su personalidad, sus gustos. Carlos es un apasionado del cine, de las historias, a Ana le fascina el arte, los escritos, a la vez, que los dos comparten profesión, son arquitectos. Ana siempre se imaginó que en su boda los invitados irían vestidos para asistir a una exposición de arte, con unos look’s y un estilo bohemio, relajados escuchando música de viento, mientras contemplaban los cuadros y objetos que los novios habían creado para reflejar su personalidad y sus gustos.

Las invitaciones fueron diseñados por los novios, Ana realizó las ilustraciones, en las que podemos ver ese estilo bohemio vintage que acompaña toda la boda. Los novios realizaron esta invitación con aires de postal antigua e iban decoradas con sellos y cintas, algunas de ellas con dedicatorias para así hacerlo más personalizado.

Con una boda de estilo bohemio, Ana iba fabulosa con un vestido de tul y transparencias diseñado por María Vazquez, que fue un regalo de su hermana, al que acompañaba con un tocado de inspiración antigua de la firma Oh-Nena.
En la entrada a la iglesia, Ana quería sorprender a Carlos, quería una música que le recordará los días en que se conocieron. Ana entro acompañada de su padre mientras de fondo sonaba Fix you de Coldplay y Sweet Disposition de Templer Trap. Eso hizo que Carlos se conmoviera, al igual que el resto de los familiares e invitados. durante la ceremonia les acompaño la coral del CRP, y fue una sorpresa para Ana al ver cantar a una de sus primas.

El sobrino de Carlos fue el encargado de llevar este cartel cuando Ana y su padre entraban en la iglesia.

El bouquet de Ana estaba realizado con flores de tela en rosa opaco y beige, la florista se encargo de montarlo con rosas blancas y tul. Los elementos brillantes fueron un regalo de la madre de Ana, está le dió una caja con prendedores y zarcillos viejos, con lo que quedo un bouquet muy especial y acorde con toda la boda. Por su lado, Carlos llevaba un detalle en la solapa con aires bohemios y con mucho estilo.

Para el porta anillos Carlos y Ana, utilizaron un libro viejo, decorado con ilustraciones que hizo Ana y decorado con alfileres y lazos.

A la salida de la iglesia, ya estaba oscureciendo, la boda se celebro el 21 de Diciembre. La pareja, junto con los familiares y amigos quisieron encender luces de Navidad.
Las damas de honor llevaban vestidos beige, con tocados de flores y bouquets de margaritas.

Al entrar en la recepción familiares y amigos fueron sorprendidos por la música de clarinete en una cañonera paraguanera, de esta manera recordaron y rindieron homenaje a los abuelos de Ana. La recepción tubo lugar en la zona de la piscina. Este espacio fue decorado por los novios con cuadros que ellos mismos dibujaron para la boda, fotografías, velas de colores, objetos traídos de un viaje a Buenos Aires y el bolo.

El bolo es el pastel tradicional que se hace con macerado de licor y frutos secos, que se guarda por un año. Una parte del pastel se guarda, y este se come en el primer aniversario de boda. Los muñecos que decoraban el bolo fueron realizados por Ana.

Otro elemento de decoración que había en esta boda bohemia, fue un texto que los novios encontraron por casualidad. Un escrito firmado por una española, María Torrealba, la cual, escribió un cuento llamado Carlos y Ana, en el que se habla del amor y de como debería ser una pareja sana.

Ana realizo y pinto estas puertas, en las que simbolizaban el hogar. Y fueron uno de los espacios pensados para tirar divertidas fotos.
Carlos con la ayuda de sus amigos de Maracaibo, hicieron una instalación artística con paraguas de colores, creando un espacio de lo más sugerente para acompañar a los familiares e invitados en una noche cálida y ventosa.
Con la música de viento que tocaban los abuelos de Ana, aquellos que la habían inspirado toda la vida, los novios empezaron a bailar el vals paraguanero.
Como podéis ver, Carlos y Ana consiguieron una fabulosa boda bohemia, cargada de recuerdos, momentos emotivos, llena de detalles para sorprender a los familiares e invitados. Una boda en la que las personalidades de los novios, su manera de pensar y de hacer se palpa en cada detalle en cada rincón. Un sueño hecho realidad, al que me ha encantado poderle rendir este pequeño homenaje, a su esfuerzo, a su trabajo, pero sobretodo por hacer todas y cada una de las cosas con amor y cariño.
Aquí os dejo el vídeo que una amiga de los novios Andrea Prz de Oops grabó, en él podréis ver la maravillosa boda de Carlos y Ana, la energía que los novios, su felicidad, el ambiente elegante y distinguido que se respiraba. En resumen podréis disfrutar de esta maravillosa boda bohemia.

Imágenes Carlos y Ana
¿Que os ha parecido la boda bohemia de Carlos y Ana?


sígueme en… 
¿Quieres recibir todas las publicaciones del blog? APÚNTATE AQUÍ

¿Te apasiona la Decoración?

Suscríbete gratis y recibirás contenidos nuevos todas las semanas

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

El país de Sarah puede utilizar cookies para mejorar la funcionalidad del sitio web y, en algunos casos, proporcionar a los clientes una experiencia personalizada. Leer Más

ACEPTAR
Aviso de cookies